Nuestras favoritas las suculentas requieren de algunos cuidados y el riego es un tema muy importante ya que son de lugares áridos y requieren riegos espaciados.

Aprende cómo se comunican por su aspecto contigo tus suculentas.

FALTA DE AGUA.- Si notas que la hoja comienza a estar blanda, arrugada o seca como se ve en la imagen es porque tiene sed y esta consumiendo sus reservas de agua que tienen en sus hojas o en sus tallos. Si tu suculenta tiene forma de roseta ellas te avisan que les falta agua por que tienden a cerrarse.
Pero esto no es nada grave (si es que no es extremo) es cuestión de regarla abundantemente, y ponerla lejos del sol directo y regarla cada 3 días hasta ver que sus hojitas o tallos se vean turgentes, rellenitos otra vez, aproximadamente y por la gravedad de la sequía tardará de 1 a 2 semanas en abastecerse. ¡Y eso es todo! la regresamos a lugar donde estaba y regamos normalmente ajustando la frecuencia de su riego. Es mucho más sencillo recuperarla por falta de riego que por exceso, este último puede ser mortal para nuestras plantas.

ESTADO NORMAL Y TURGENTE.- Cuando las hojitas de tu plantita están rellenas no necesitan de agua habrá que checar que el sustrato este completamente seco para darle un riego abundante y volver a esperar a que el sustrato este seco completamente. ¿Cómo saber si mi sustrato esta seco? Introduce un palito de madera hasta el fondo del sustrato, observa como sale, si sale seco sin manchas de tierra es momento de regar.

 

EXCESO DE AGUA PUDRICIÓN. Cuando las hojas de nuestras plantas en algunas especies se tornan ámbar, transparentes como gelatinosas es síntoma de exceso de agua. Si al tocarlas se sienten húmedas, o si se desprenden con gran facilidad. En esta etapa es muy difícil de recuperarla porque las raíces ya se pudrieron y esta avanzando al tallo y a las hojas. Lo único que hay por hacer es decapitarla para sacar un esqueje cortar donde se vea que aún no llega la pudrición, dejar cicatrizar el corte (que se vea duro en el lugar del corte) por una semana y volverla a sembrar colocándola en sustrato. Lo demás ya no servirá.

Si ves que tu maceta sigue húmeda por varios días por el clima donde se encuentra es mejor cambiarle a un sustrato completamente seco.

Y recuerda ¡ante la duda mejor no la riegues!